ARSAT: Cazar con perdigones y la propia torpeza.

Alguno de los relativos aciertos de la administración Kirchner es sin duda su política relacionada con la potenciación de industrias como la satelital, o puntuales programas como fue el servicio de televisión digital y otros; Sin embargo todos ellos fueron, o mejor dicho, padecieron, lo que podríamos llamar “El síndrome de cazar con escopeta de perdigones

ARSAT 2

¿A que me refiero con ésto?

Lamento utilizar un ejemplo tan extremo, –personalmente detesto la caza– pero la metáfora me parece lo suficientemente gráfica y cruda como para permitirme utilizarla: Sucede que los cazadores al intentar dar en el blanco de una presa, intentan dar un tiro certero, que no la dañe o que le provoque el menor destrozo posible, en cambio, cazar, digamos un pato, con una escopeta de perdigones invariablemente destrozará a la presa, pero en definitiva, se conseguirá obtener la pieza.

Con las políticas de inversión pública de la gestión saliente, es ésto lo que ha ocurrido, en innumerables programas encarados por el Estado Nacional, en este artículo, me centraré solo en el tema ARSAT.

En el Congreso Nacional en éstos momentos (Mayo de 2016)  se están tramitando sendos pedidos de informes de los Diputados de la flamante oposición cuestionando con mayor o menor profundidad la decisión tomada por la nueva administración de ARSAT SOBRE LA POSTERGACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN Y FUTURO LANZAMIENTO DEL SATELITE ARSAT 3.

El mercado satelital –no es una novedad- es un mercado complejo, por sobre todo que requiere inversiones varias veces millonaria y es menester poseer una planificación de varios años, es por ello que previo al momento en el que vemos maravillados por TV el lanzamiento por TV, muchos procedimientos administrativos se han llevado a cabo en organismos multilaterales como la UIT (Union internacional de telecomunicaciones) y en los organismos reguladores de varios países -sobre los cuales el satélite en cuestión brindará servicio- (o al menos, eso es lo correcto)

¿Entonces qué sucede con el ARSAT 3?

Para entender el por qué de la suspensión, tenemos que cavar un poco mas profundo que quedarnos con la frase de batalla de la nueva oposición: “La administración Macri es neoliberal privatizará y desmantelará ARSAT” Pero lo cierto es que al día de hoy, 16 de mayo de 2016, el satélite ARSAT 2  SE ENCUENTRA VIRTUALMENTE SIN USO ALGUNO, puesto que hasta el momento no ha sido comercializado, pero este dispendio de facilidades finitas (el satelite tiene una vida útil determinada) lejos de ser responsabilidad de la actual administración de ARSAT viene de hace tiempo, y paso a explicarlo:

Para entender este “sainete satelital “debemos volver en el tiempo algunos meses, sucede que al momento del lanzamiento estándares de la industria indican que en ese punto por lo general se ha vendido entre el 50-60% de la capacidad del satélite, pero cuando ingresó la nueva administración a la empresa, se encontró que el satélite, como te contaba mas arriba, no estaba siendo utilizado en lo absoluto (al día de hoy, recién se están migrando ciertos servicios de Claro Argentina, Telefónica y la red Intercable)

ENTONCES LOS DIRECTIVOS INDICARON AL ÁREA COMERCIAL:

-Salgan YA a vender los servicios de ARSAT 2!

La respuesta del área no fue menos entusiasta: No podemos!

-¿Por que?!!! (respondió el Directivo de ARSAT)

Por que no se han tramitado las autorizaciones en los distintos países donde tendremos cobertura!

 

Sucede que en los meses previos al lanzamiento, se deben tramitar lo que en la jerga se llaman “derechos de aterrizaje” que no es ni mas ni menos que la autorización para poder comercializar servicios y como ARSAT 2 cubre desde Canadá, hasta la Antártida, debían ser realizados éstos trámites…. Recordemos que el satélite fue lanzado el 30 de septiembre de 2015, al 31 de diciembre de dicho año, no se había hecho solicitud alguna –En ningún país-.

Pero aún no hablamos de ARSAT 3

Okay, en el plan de negocios que redactó la gestión Kirchnerista se estableció que el desarrollo y la construcción del satélite ARSAT 3 se realizaría en gran medida con los fondos generados por la comercialización de los servicios del satélite ARSAT 2 (Sí, el que te acabo de contar que está “sin clientes”).

Podría explayarme en limitaciones en el estatuto de ARSAT S. A. para construir satélites que no tienen posición orbital asignada aún, o contarte que la demora en el lanzamiento de ARSAT 1 respecto a lo inicialmente planeado fue de 32 meses, y la de ARSAT 2 fue de 28 meses, por lo que una demora de algunos meses para ordenar los números y prioridades de la empresa no deberían espantar a nadie, pero ya no tiene sentido.

El objeto de mi post es doble, uno el de exponer esta situación un tanto caricaturezca en la que la misma administración que generó todas las situaciones por las cuales es menester demorar el proyecto ahora “indignada” solicita informes y repudia la decisión como si no supieran que justamente su propia desidia en la gestión –al menos administrativamente hablando– es la culpable, en derecho hay una máxima que reza: “Nadie puede alegar su propia torpeza” y eso es lo que el FPV en el congreso está pidiendo a gritos: que les digan fuerte y claro, que el programa ARSAT está siendo demorado, por la “propia torpeza del que pide explicaciones... es algo como un pequeño suicidio político.

Pero por otro lado, no podemos dejar de reconocer que con aciertos y errores -Disparando con Escopeta de perdigones- el FPV aunque con muchos errores, generó las condiciones para que hoy exista ARSAT.

Bottomline: En política, nadie es enteramente bueno, ni enteramente malo.

 

 

Share