Brasil: HDTV Japonesa, Y Argentina? (1era parte)

El pasado jueves a las 10:30 el presidente brasilero “Lula? firmó en Brasilia el “incomprensible” decreto de adopción del sistema de televisión de alta definición japonés dándole así certeza a la futura televisión digital brasileña

El evento me encontró de casualidad en la ciudad de Sao Paulo, y charlando allí con algunos colegas me comentaban su malestar y absoluto desacuerdo con la casi estúpida e imcomprensible decisión pero en realidad escondía una clara razón, y no es mas que la presión infringida por el “todopoderoso” grupo O Globo.

LULA DIGITAL1.jpg

Pero porqué entonces el sistema japonés?

Este sistema como comenté en un post anterior permite que teléfonos celulares capten diréctamente del espectro la señal digital y ellos puedan ser usados como receptores de TV, entonces quiénes podrán ser los únicos proveedores de contenido para estos dispositivos móviles?

Si! adivinó los actuales proveedores de servicio de TV entonces se limita el acceso a esa masa de nuevos televidentes (tengan en cuenta que hoy en brasil existen mas de 80 millones de usuarios móviles).

Qué se han garantizado las operadoras de TV entonces? Un oligopolio en el cuál no conseguirán ingresar nuevos proveedores de contenidos, a diferencia del sistema europeo, en el cuál si bien el cliente tendrá que abonar una suma por tráfico de datos ya que los contenidos no viajan por espectro asignado a TV Digital sino por las frecuencias de la operadora celular, el acceso a contenidos y la oferta de los mismos es mucho mas “democrático”.

El sistema japonés solo es utilizado en un país, el europeo en 54.

Otro punto para tener en cuenta es que el sistema europeo es utilizado en aproximadamente 54 países, en cambio el japonés solo en uno, esto es increíble pero una vez más por estas tierras sudamericanas qua aveces padecemos y otras tantas disfrutamos, lo que ha primado no es la utilización optima de la tecnología si no que mas bien la utilización de la tecnología en favor de un grupo económico dominante en el mercado brasilero.

Share